La puta y el madero. Página 3.

Los recuerdos de Nastia en su Kiev natal. Una página color sepia que, como de costumbre, queda mucho mejor en el papel que en la pantalla... tendré que hacer un curso avanzado de escáner EPSON...

Lápices acuarelables.


Un dibujillo de un simpático mozo decapitador con mis lápices acuarelables.
No queda mal, ¿no?

Después del dos, el uno...


La primera hoja de "La puta y el madero". Y sólo me quedan dos para acabar el ejercicio...

La puta y el madero. Página 2.

La segunda hoja acabada de "La puta y el madero". Lo mio no es el color, pero poco a poco y con paciencia saldrá. No me ganarán las acuarelas...
Es el último ejercicio de la Joso. Si algún día puedo hacerlo de verdad de la buena, el color será por ordenador. Puede que coloree esta hoja en ordenador para ver la diferencia.